La frase

La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante. (Antonio Gala)

lunes, 16 de marzo de 2009

Una vez soñé...

Abrí la puerta y allí estabas. La cara cubierta de mugre y harapos cubrían tu cuerpo menudo. Pedías limosna para comer y te di un bocadillo. También te regalé un amuleto que a mí en alguna ocasión me había traído suerte. Cerré la puerta y seguí con mis quehaceres.

A medio día empezó a llover como hacía tiempo no se veía en la ciudad y, asomada a la ventana observando a la gente que corría por la plaza buscando refugio, me acordé de ti, muchacha de cara mugrienta que llamaste a mi puerta esa mañana. -¿Dónde estarás?- Sentí la necesidad de salir a buscarte, así que me puse el chubasquero cogí las llaves y salí a la calle.

En el portal, miré a un lado y a otro de la plaza. Los relámpagos que continuamente se dibujaban en el cielo iluminaban la calle, seguidos por unos truenos ensordecedores que parecían resquebrajar el cielo de norte a sur.

Recorrí la calle Mayor en dirección al parque buscándote en los soportales. No hallaba señales de ti y empecé a inquietarme. -¿Dónde estarás?- Pregunté a varios transeúntes que ni siquiera aflojaron el paso. Su prioridad era escapar de la tormenta. ¿Pero quién pensaba en ti? Nadie se sintió atraído como yo por ti muchacha, y por tu desgracia.

La tormenta seguía castigando, implacable.

Acostumbraba a subir aquellas interminables escaleras cada día cuando me dirigía a la oficina y, como en un ritual, los contaba uno a uno, hasta encontrarme sumergida en una especie de trance donde mis pequeños y más desordenados pensamientos hallaban su lugar. Pero hoy no tenía tiempo para eso.

Levanté la vista y, en lo alto de la escalinata, recostado sobre la pared que lindaba con el parque, vi un cuerpo inmóvil. Comencé a subir tan deprisa como pude mientras la lluvia me empapaba. Una angustia sobrecogedora me inundaba, ¿sería aquella mi muchacha?, y aunque no lo fuera, ¿quién se merece una vida tan desdichada?

Por fin, coroné las escaleras y, con el corazón en un puño por el agotamiento y por la incertidumbre, me acerqué prudentemente. Echa un ovillo, yacías bajo la cruel tormenta que, sin piedad, descargaba toda su furia sobre ti, sobre nosotras. Arropándote entre mis brazos aparté tus cabellos largos y negros de tu cara, y asomó tu rostro infantil. Me apresuré a abrazarte para compartir el calor de mi cuerpo y ofrecerte el consuelo y el cariño del que carecías en esos momentos, y que quizá en tu corta vida no habías conocido.

Nada en el mundo me importaba más que tú en ese momento. Desfallecida y calada hasta el alma, fijaste tu mirada en la mía, me cogiste una mano con las tuyas temblorosas, y sonriéndome susurraste con voz entrecortada: –El amuleto te ha traído hasta mí-. Un nudo en la garganta me impidió hablar mientras mi corazón gritaba: ¡cuánto se puede llegar a sentir!
Tú muchacha, ya formabas parte de mi vida, un capítulo que jamás podría olvidar.

Cogí delicadamente entre mis brazos tu cuerpecito mojado, menudo y frágil y lo estreché aún más fuerte contra el mío con un firme y cálido abrazo. Tú, lo noté, te acurrucaste en mí. Cuchillos afilados se clavaron en mi corazón. ¡Cuánto puede llegar a doler!

Corrí por el parque en dirección al hospital. Un cúmulo de sentimientos se agolpaban en mi cabeza y en mi corazón. Remordimiento se escribió con mayúsculas. -Esta mañana hice lo que tenía que hacer-, me decía, pero...
---
Mientras mi ser de impotencia y de rabia se llenaba... el tuyo se apagaba.
La lluvia cesaba poco a poco. La tierra olía a mojado y a desesperanza.
Ya no llovía... Ya no corría... Ya no sentía tu abrazo agradecido...

Me senté en un banco y observé tu cuerpo marchito. En tu mano, entre tus deditos cerrados en un puño, asomaba el amuleto.
Todavía el desconsuelo se pasea por mi corazón.

25 comentarios:

ngepot dijo...

hi, friends...
my blog http://yadikiswoyo.blogspot.com has a cool widget

for picture, music and video.
if you want the source code for your blog, please contact

me.

i would sell my blog $100.

thanks.

hatoros dijo...

ESTA PUTA VIDA
QUE DE TANTO QUERERLA
NO LA COMPARTIMOS
Y NOS DAMOS CUENTA
TARDE
QUE PUDIMOS HACER ALGO
Y NO HICIMOS
EN EL PRIMER MOMENTO
FUE CUANDO LA JODIMOS
TRISTEZA OLVIDO AMOR
QUE POR FIN DIMOS.
GRACIAS, AMIGA POR RECORDARNOS ESAS COSAS,GRACIAS.

Zully Ellyane dijo...

Me ha conmomido mucho tu relato amiga mía.... es tan trsite ver como cada día somos menos humanos... somos menos solidarios.. nos vemos como tan indiferente y apaticamente... Y podemos hacer tanto... si tan solo fueramos menos egoistas =(

Janton dijo...

Si hubiera mucha más gente que hiciera esto, que no cerrara puertas, que no endureciera corazones, que simplemente ayudara en la medida de sus posibilidades...

Pero hace tanto tiempo que el mundo es mundo, y ha cambiado tan poco en lo que a estas cosas respecta...

Gracias, en todo caso, por animarnos a pensar que otro mundo es posible, que hay gente que lo hace posible con su solidaridad y esfuerzo...

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

?Abrir las manos cuesta tanto? Me pregunto atônita...
Por cierto, conoces a cierta Rosetta Forner? Léela sino, va en la misma lînea que tu Bucay (pero en plan mariposa, hadas y ensoñaciones).

Ya tienes el final que me pediste y te prometî en mi bitàcora y dedicado sôlo para ti.
Soy de las que cumplen en el presente pues el futuro incierto como que siempre me tocô los ovarios.. y lo pasado, pues como que ya se fue y solo ha de aportar su aprendizaje tras lo vivido y por vivir.

Un abrazo. E

julio dijo...

No viene mal que de vez en cuando, se produzcan hechos así, aunque no tan trágicos, naturalmente, para sentir más de cerca nuestro corazón.

Un abrazo

Emma dijo...

hatoros, me ha gustado lo de compartir la vida. Bonita expresión ;)


Zully, tienes razón, si fuéramos capaces de ser más solidarios, mejor iría el mundo.


Janton, es lo que yo digo siempre. Para que el mundo empiece a cambiar tenemos que empezar por nuestro entorno.

Abrazos calurosos para tod@s :D

Emma dijo...

Eva, no conozco a Rosetta forner, pero ten seguro que haré por leerla.
¡Qué bien Eva, gracias! Tan solo te lo propuse por el placer de leerte :D
"El pasado son recuerdos que el presente guarda tan bien, que el futuro no puede verlos".
Lo que quiero decir es que no podemos vivir de recuerdos.


julio, no pretendía ser catastrofista, de hecho es el primer post que publico tan extremo... Fue un sueño, y cosa extraña, no suelo acordarme de ellos, pero este no hay duda que me marcó.

Besos y abrazos para tod@s.
Bona nit
:D

Tinika dijo...

Que historia tan triste querida Emma y lo peor de todo es que en estos tiempos que corren no estamos libres de que ocurran cosas así. Ojalá que nunca se cumpla ese sueño.
¿Sabes? ya tengo un trocito tuyo en mi corazón. Gracias por ser como eres.
Mil besos de cariño.

P.D. Y ahora después de visitarte si que me voy a dormir, ha sido un dia duro.

Arwen dijo...

Hola Emma y perdona que no haya pasado antes por aquí, pero he estado liada con el feed por un lado (caso arreglado como ya sabes) y poniendo el script para emoticonos en comentarios por otro...así que casi no he parado...y si además a eso le sumamos las fallas...pues alee...imagínate...ja,ja,ja...

Un besote enorme y nos leemos.
Arwen

Luly dijo...

Triste tú sueño Emma, pero día con día nos topamos con gente que necesita nuestra ayuda y a veces pasamos de largo como para no sentir su dolor.

saludos y gracias por pasar por mi blog.Que yo voy a pasar por tú blog más seguido.

GINEBRA dijo...

Espero que sea un relato porque es tristísimo, aunque sé que niños faltos de cariño, niños mendigos y explotados hay en todos los rincones (en nuestro Mundo Desarrrollado también) pero no sé, me ha sobrecogido... un beso cargado de incertidumbre.

Pedro dijo...

Un relato conmovedor y enternecedor, muy crudo, y a la vez muy humano.
Hecho de menos por las calles esa humanidad, ¿dónde quedó? albergo la esperanza de que siga al menos en nuestros hogares.

Un beso.

Emma dijo...

Hola Tinika, yo también deseo que quede en eso... un simple sueño.
Es agradable estar en un rinconcito de tu corazón Tinika. Gracias a tí también. Espero que todo vaya bien.
Besos guapísima.



Arwen, nunca voy a cuestionar que me visites con más o menos asiduidad, comprendo que tenemos vida fuera de aquí ;)
Besos preciosa.

Emma dijo...

Hola Luly, ante todo te doy las gracias por visitarme y por seguirme :))
Cerrar los ojos ante las penas y las desgracias de los demás nos hace inhumanos, y así nos va...
Un abrazo.


Ginebra, es un sueño que tuve hace mucho tiempo, un sueño muy triste y que no he podido olvidar, a pesar de que rara vez los recuerdo...
Besazos enormes.


Hola Pedro, es que nos miramos demasiado nuestro ombligo... y reconozco que a veces yo misma lo hago... :(
Me alegro muchísimo de tu vuelta :D

Allek dijo...

maravilloso relato.. me he podido identificar...
te dejo un fuerte abrazo...

Luly dijo...

gracias por seguirme también nos vemos o debería decir no seguimos jeje.

saludos

Maika dijo...

Emma hoy es primer día que visito tu blog,tengo problemas de salud.También estoy en yenodeblog, aunque ando bastante perdida y no recibo visitas tampoco.Espero poder visitarte más a menudo.Tu relato me ha llegado al corazón.En este mundo tan materialista donde estamos tan acostumbrados a la violencia,se ha olvidado esa magia de los actos solidarios,precioso escrito Emma.
Un abrazo
Maika luzblanca7

quirquinchita dijo...

Muy trizte pero muy real a la vez muchas veces nos damos cuenta tarde de lo q podiamos hacer mejor, pero eso nos ayuda a meditarlo y tratar de mejorar.

Saludos

Tinika dijo...

Se te extraña... ;) Besos.

Emma dijo...

Allek, todos alguna vez hemos girado la cara, en vez de tender la mano.
Va siendo hora de cambiar...
Espero verte/leerte más seguido, hacía tiempo que no posteabas :)
Un abrazo.


Luly, jajajaj nos vemos, nos seguimos, nos leemos... jajaja, qué mas da mientras nos tengamos :P
Un besito.


Hola Maika, serás siempre que quieras bienvenida a mi blog.
Lamento tus problemas de salud, deduzco por tus palabras que es grave...
En cuanto a las visitas, no te preocupes, poco a poco llegarán ;)
Me paso a visitarte ¿ok?
Un abrazo Maika.

Emma dijo...

quirquinchita, cuando publiqué este post pensé que quizá no tenía que haberlo hecho, porque no va con el espíritu del blog, pero ahora, leyendo vuestros comentarios, pienso ¿por qué no?, reflexionar sobre ello nos ayuda a mejorar como tú bien dices. Gracias.
Un abrazo.


Todo está bien Tinika, es solo que a veces este mundo virtual me absorbe demasiado tiempo... y necesito tiempo... (valga la redundancia)
Gracias por tu preocupación.

P.E.P.E. ® dijo...

Lo gracioso es que en momentos de depresion y angustia, uno ve la felicidad como algo tan irreal e inconcebible, que optamos por simplemente sacar el concepto de nuestras cabezas...
Pero es justo en esos momentos cuando la felicidad aparece en forma de un helado, de la simple llamada de un amigo, de una cancion que nos hace sonreir, de un chiste malo, de la enesima repeticion de nuestra pelicula favorita...

Es simple.
Las cosas buenas siempre estan alli:como luces de sol que no percibimos (o no queremos hacerlo jodidamente)... como ponerse un filtro solar para no querer broncearse con toques de alegria.
Yo,
la verdad,
no me importa la insolacion con aquello.
saludotes

Emma dijo...

P.E.P.E. (no sé como poner el copy right jejeje), bienvenido.
Creo que ver la vida con optimismo va en la condición de cada uno, yo siempre soy así, en las buenas y en las malas también aunque es cierto que cuesta un poquillo más.
Saludos.

Onminayas dijo...

Bello... Posiblemente aquel amuleto fuese el único gran tesoro que poseyera en toda su vida...

Un saludo.