La frase

La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante. (Antonio Gala)

martes, 24 de marzo de 2009

De ti depende

Unos obreros estaban picando piedras frente a un enorme edificio en construcción. Se acercó un visitante a uno de los obreros y le preguntó:
-¿Qué están haciendo ustedes aquí?
El obrero lo miró con dureza y le respondió:
-¿Acaso usted está ciego para no ver lo que hacemos? Aquí, picando piedras como esclavos por un sueldo miserable y sin el menor reconocimiento. Vea usted ese mismo cartel. Allá ponen los nombres de ingenieros y arquitectos, pero no ponen los nuestros que somos los que trabajamos duro y noa dejamos en la obra el pellejo.
El visitante se acercó entonces a otro obrero y le preguntó lo mismo.
-Aquí, como usted bien puede ver, picando piedras para levantar este enorme edificio.
El trabajo es duro y está mal pagado, pero los tiempos son difíciles, no hay mucho trabajo y algo hay que hacer para llevar la comida a los hijos.
Se acercó el visitante a un tercer obrero y una vez más le preguntó lo que estaba haciendo.
El hombre le contestó con gran entusiasmo:
-Estamos levantando un Hospital, el más hermoso del mundo. Las generaciones futuras lo admirarán impresionados y escucharán el entrar y salir constante de las ambulancias, anunciando el auxilio de Dios para los hombres. Yo no lo veré terminado, pero quiero ser parte de esta extraordinaria aventura.

(Anónimo)

El mismo trabajo,
el mismo sueldo,
la misma falta de reconocimiento;
una misma realidad.
Tres maneras distintas de vivirla:
como esclavitud;
como resignación;
como pasión, aventura y desafío.

¡De ti depende!

30 comentarios:

Pedro dijo...

Una entrada para la reflexión. Se podría extrapolar a todos los aspectos de la vida.
Como dicen algunos, somos lo que pensamos, y ese será el reflejo que tendrán de nosotros los demás.

Un beso.

Arwen dijo...

Muy guapo Emma la verdad es que es toda una verdad. Luego los políticos se colgaran la medallita, cortaran la cinta y ahí quedó el logro.

Un besazo.
Arwen

Tinika dijo...

Jo que bueno Emma. Buenísima moraleja, que cuesta tanto aplicar hoy en día, esa positividad sería algo muy valioso en todas las personas, no habría tantas discusiones por el poder, por el dinero y por todo.

Besazos preciosa

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Asî deberîa ser cada dîa, cada hora... en lugar de esclavizarnos y resignarnos, deberîamos màs aventurarnos y desafiarnos, y bebérnosla a grandes sorbos.
Hay que aplicarlo, ahora.

Un beso,
E

José GDF dijo...

De alguna manera, me veo reflejado un poco en los tres, no sé por qué...

Sería muy sano que todos tuviéramos la tercera actitud solamente, pero eso tendría que incluir a los que van a figurar en el cartel, que tendrían que compartir también su gloria.

¿O no?

PD: el tema de los sueldos lo dejaré correr, por esta vez...

GINEBRA dijo...

Un relato para pensar en las actitudes que siempre viene bien, porque nunca o casi nunca nos ponemos en el lugar del otro o nos ponemos a pensar simplemente. Besos de buenas noches, niña...

Janton dijo...

Estoy de acuerdo en lo fundamental, la importancia de la actitud a la hora de desarrollar culquier actividad, la necesidad de un positivismo que nos lleve a creer mínimamente en lo que somos y lo que hacemos...

PERO (Sí, hoy hay un gran pero), con total sinceridad te digo que resulta difícil, muy muy difícil, mantener la tercera actitud con la que está cayendo en los trabajos, el mercado laboral, etc. No creo que se puede ser optimista cuando te están tratando y pagando y considerando como una verdadera mierda, y eso es lo que hacen en amplísimos sectores productivos...

Emma dijo...

Pedro, lo triste es cuando a pesar te tenerlo claro, al final sólo queda la reflexión :$
Un beso.

Arwen, el mérito siempre se lo llevan los que están en lo alto, pero el guarrazo también es mayor :P
Besotes.

Emma dijo...

Tinika, Eva, imaginar que puede ser es el primer paso para que sea.
Dos besotes para cada una.


José, puede que el verte reflejado en las tres actitudes sea por la influencia del estado emocional del momento, que haga que puedas reaccionar de una forma o de otra ?¿ (digo yo)
Un abrazo.

Emma dijo...

Pensar Ginebra, pensar... cuanto me duele la cabeza de tanto pensar...
Bona nit ;)


Janton, tengo que darte la razón, y el que lo sufre bien lo sabe ¿verdad?
Pero aunque la práctica sea difícil de llevar, siempre hay que tener presente el intentar mantener una actitud positiva, sólo por tí, por no hundirte y por mantenerte fuerte para luchar.
Un beso.

Josito dijo...

Tan importante es la labor del arquitecto como la del obrero. Otra cosa es el reconocimiento por la sociedad, que parece dar más importancia a uno que a otro.

Zully Ellyane dijo...

Hola Emma... como marcha todo??

Linda la entrada... es para sentarse y reflexionar en primera por las bendiciones que dios nos da de tener habilidades que desarrollamos en nuestro trabajo y en seguda por tener un trabajo... actitud es la palabra.. cierto?? Un beso

hatoros dijo...

GRACIAS POR LA REFLEXIÓN.
HABRÁ QUE TENERLO EN CUENTA.

Emma dijo...

Josito, sí, pero porque los de arriba son los primeros en darse importáncia a sí mismos, utilizando recursos publicitarios y económicos que además salen del bolsillo de los curritos, y ya se sabe la influencia que tienen los medios de información.


Zully, me perdonarás, pero dudo que sea dios el que nos haya dado nuestras habilidades, y mucho menos el trabajo, a quién lo tenga. Pienso que lo que tenemos es sólo fruto de nuestro esfuerzo...
Espero que valores positivamente nuestra diferencia de opiniones ;)
Un beso guapísima.


hatoros, eso siempre, al menos tenerlo en mente aunque como dice Janton, en ocasiones sea tan difícil...
Un abrazo :)

julio dijo...

La eterna diferencia de ver la botella medio llena o medio vacía.
Lo importante es encontrar las gafas o el procedimiento para ponernos las que nos hagan ver siempre la botella medio llena.

Un abrazo

Luly dijo...

Emma a veces nuestro trabajo no se ve recompensado es cierto, pero una persona no debe trabajar para que los demás lo admiren o para que le paguen más si no para satisfacción personal y si el dinero no alcanza ya verá como se las arregla.

Saludos.

Emma dijo...

.... y este optimismo nos dará fuerzas para seguir...
Un abrazo julio


Luly, el salario de un trabajador debe ser acorde con sus capacidades. No creo que sean muchos los que adoren tanto su trabajo como para sacrificar el sueldo que les corresponde en pos de su satisfacción personal. Y no lo digo por mi, que soy voluntaria y ya sabemos lo que eso significa.
Saluditos.

BoliBic dijo...

La motivación es un punto a favor para realizar bien tu trabajo. Si estás incómodo en tu trabajo, bien sea porque no te gusta o porque te explotan directamente, se hace muy difícil vivirlo como una aventura y pasa a ser una resignación.
Aunque sea gallego, no me gusta la resignación, sino la lucha. Es muy fácil quejarte de tu situación esperando que otros te la cambien.
Muy buena la moraleja Emma
Bicos! (uséase, besos bic, jaja)

jose maria dijo...

Hola Emma¡
Hemos de tener cuidado en como vemos las cosas porque las cosas serán como nosotros las veamos...
"de ti depende"

PAZ Y AMOR para ti, para todos...

Emma dijo...

Hola BoliBic, sí, hay que ser realista, lo cual no es sinónimo de pesimismo por muy dura que sea nuestra realidad. Aunque no la podamos cambiar, si podemos cambiar las gafas con que la vemos, como ha dicho Julio.
Muxos bicos para tí también Tito :P


jose maria, cada uno vemos el mundo a nuestra manera, dependiendo de los ojos con que lo miremos.
Un abrazo.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Creo que està arreglado, gracias Emma, ya me dices...

A eso lo llamo yo una misma realidad y la misma manera de vivirla.
Con optimismo!

Besos corazôn.

Quijo dijo...

Cierto, todo depende de cómo veas las cosas, todo depende de uno mismo, de la forma de enfrentarse al mundo :) UN abrazo mu fuerte!!!!

Maika dijo...

Hola Emma un relato precioso para reflexionar.Que pases feliz fin de semana.
Un abrazo de oso
tu amiga Maika luzblanca7

Emma dijo...

eva, tengo dificultades para contactar con la persona que te puede ayudar, pero no desisto, sigo intentándolo...
Besitos.


Quijo, en nuestro interior está la fuerza que necesitamos para superar momentos difíciles.
Abrazotes ;)


Maika, gracias, igualmente para ti guapísima.
Buen finde.

moderato_Dos_josef dijo...

Esta entrada me dejó parado pensando, porque es como para pensárselo. Yo personalmente uniría un poquito las tres filosofías, no es necesario aferrarse a una sola no? Nadie te lo impide, pero lo cierto es que las tres tienen razón en algo de lo que dicen sino en bastante. La última de las tres por muy bonita que suene, es la que gustaría al arquitecto y más al empresario, pero mira, no creo que encaje del todo con el albañil, aunque con uno profesional sí, y más si está adecuadamente asalariado; entonces no veo porqué no ensalzar la contrucción de la que uno es partícipe. Muy buen blog, excelente post. Me llevo tu link y me apunto a seguirte, así vuelvo seguro. Un abrazo de josef.

Emma dijo...

josef la tuya es una buena opción.
Curro como una loca, nadie lo valora y cobro una miseria, pero... es lo mejor que hoy día puedo tener para subsistir, además... otros se beneficiarán de mi esfuerzo.

Esta conclusión es a la que deberíamos llegar todos ante la adversidad.

Gracias por tu visita y por quedarte. Un abrazo.

Ramiro Jiménez dijo...

Bueno acaba de llegar a su espacio, pero que buena reflexión.

Emma dijo...

Gracias Ramiro, sé bienvenido.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Emma, muy bonito todo lo que expones. Es un blog superagradable y su música de fondo muy relajante.
Después de leer el "cuento" me he quedado pensando, y yo creo que en distintos momentos de mi vida he estado en las tres situaciones. Tengo que decirte que ahora, a pesar de la crisis (que a todos nos afecta), me identifico con el tercer caso, porque total, después de haber pasado por los otros, y con bastantes más años y experiencia, creo que es mejor vivir entusiasmada con lo que haces que resignarte ha vivir la monotonía. Ahora soy más feliz teniendo menos, porque además mi familia nota esa felicidad en mi casa.
Gracias por hacernos pensar en positivo.
A partir de ahora "nos veremos en tu sitio". Me voy a registrar ahora mismo.
Permíteme un abrazo.
Paz.

Emma dijo...

Hola Paz, gracias a ti por tus palabras. Aquí estaré siempre que quieras visitarme y compartir... esas pequeñas cosas que nos dan la felicidad.
Un abrazo.