La frase

La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante. (Antonio Gala)

domingo, 28 de diciembre de 2008

Pasando el rato.

Después de dos días incesantes de lluvia,
mi familia y yo decidimos salir un rato.
Así que, me doy una ducha para, además,
quitarme el muermo que me invade,
y ¿a dónde creis que vamos?
¡Vaya pregunta, chica! ¡pues a un centro comercial!
el entretenimiento de la humanidad en el siglo XXI.
Al único que abre un domingo por estos lugares, es más,
el único que abre casi los 365 dias del año.

Por eso mismo, no nos sorprende que sea casi imposible aparcar el coche, y que esté abarrotaaaado de personal haciendo lo mismo que nosotros, pasar el rato, porque consumir, lo que se dice consumir... muy poquitos iban con bolsas que delataban que habían comprado algo.

En un momento dado mi marido me dice: -mira. Y yo miro y contesto -¿el qué?, y me repite -mira. Y vuelvo a mirar, y ahora sí lo veo, veo a unos cuantos hombres a la puerta de una tienda de ropa. Parece que están... esperando... ¿esperando qué? y entonces caigo en la cuenta ¡están esperando a sus mujeres o novias que están dentro de la tienda.
¡Vaya estampa! se repetía en casi todas las tiendas de ropa o de decoración para el hogar.
Así que, es verdad que las mujeres somos las grandes consumistas de este país.

Pero a la hora de la verdad, como ya he dicho, muy pocos compraron, será por la puñetera crisis.

Después de dos o tres vueltas entre aquella multitud mareante volvemos a casa, por supuesto, sin compra alguna. Nos ponemos el pijama y nos apalancamos en el sofá: más tele... más internet... más peleas infantiles... hasta que mis hijos preguntan, como cada vez -¿mama, qué cenamos?

3 comentarios:

GINEBRA dijo...

Pero si dejó de llover, ¿por qué fuíste a un centro comercial, Emma??? jajajajaja. Odio los centros comerciales, la verdad es que parecemos borregos... Un beso y feliz año

Emma dijo...

Ya ves, a veces nos dejamos llevar por la corriente.
¿Dónde va Vicente?
Donde va la gente.

Pero aprovechamos para ojear los regalitos que nos faltan para los Reyes de los niños.

Te deseo una buena entrada de año junto a los tuyos. Quiérelos mucho.

Un saludin.

GIANNI BARBALACE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.